El Blog de Pyckio

Así funcionan los amaños en el Tenis

19 enero 2016, 15:22 · por Daniel Mateos · Sin comentarios

amaños en el tenis

A todos los que hemos apostado nos ha pasado apostar a favor de un jugador y ver después que sus cuotas suben como la espuma antes del inicio el partido. El partido no ha comenzado y lo peor es la “cara de tonto” que se te queda porque sabes que vas a perder la apuesta sin haberse disputado un sólo punto. Apostar al jugador rival para cubrirse y perder menos ya no tiene demasiado sentido porque su cuota es demasiado baja como para que la operación sea interesante.En la mayoría de las ocasiones, cuando se producen este tipo de movimientos bruscos pre-match suele ganar aquél cuyas cuotas han bajado con fuerza. Aún siendo así, tampoco debemos volvernos locos y apostar grandes cantidades al jugador cuyas cuotas van bajando porque a veces se produce el “efecto bola de nieve”. No es la primera vez ni será la última que ocurre lo siguiente. Uno de los jugadores es sospechoso de haber amañado partidos en el pasado y se produce un movimiento en su contra en las cuotas. Hay apostantes que lo ven y piensan que quizá el jugador ha decidido dejarse ganar, por lo que apuestan en su contra, lo que genera que su cuota suban más todavía. Cuanto mayor es el movimiento, mayor es el convencimiento del mercado de que aquí pasa algo raro. Es un efecto bola de nieve porque movimientos en las cuotas en contra del sospechoso generan nuevas apuestas en su contra y así sucesivamente. Al final, todo se ha producido por un pequeño movimiento inicial, que ha podido ser totalmente normal. El jugador sospechoso de amaño gana el partido y los que han apostado por este motivo pierden su dinero. También es posible que apostadores con liquidez suficiente para hacerlo intenten desencadenar este movimiento inicial para luego arbitrar y salirse a precios más bajos. En resumen, los que nos dedicamos a esto sabemos que el amaño en los partidos de tenis existe, tal y como sugiere la reciente investigación de la BBC junto a BuzzFeed News. El problema para las autoridades es que es muy difícil demostrar que un jugador se ha dejado perder, aunque los indicios sean muy evidentes.

El siguiente gráfico muestra la evolución de las cuotas “pre-match” entre el español Pere Riba y el checo Jan Hajek, el 25 de octubre de 2010 en la 1ª ronda del torneo ATP 250 de Viena. Cualquier apostador especializado en Tenis podría opinar que éste era a priori un partido igualado sin un claro favorito. El primer cruce de dinero en Betfair se hizo a niveles de 1.85-1.90 para Hajek. Pero poco a poco las cuotas fueron bajando con fuerza hasta marcar niveles mínimos de 1.07, cuando el partido no había todavía comenzado. Una cuota 1.07 se corresponde con una probabilidad del 93.5%. “Naturalmente”, ganó Hajek 6-0, 6-2. Aquí alguien sabía algo y utilizó esa información para apostar a favor del checo. Además, llaman la atención los varios cientos de miles de euros negociados en Betfair antes del inicio del choque, algo realmente excepcional al tratarse de un partido de 1ª ronda de un torneo menor. Esta es la evolución de las cuotas hasta que el partido comenzó, todo pre-match.

amaños tenis

Aunque pueda parecer lo contrario, en el mundo del tenis profesional no hay demasiados jugadores que ganen grandes sumas de dinero por temporada. El propio Ernst Gulbis, actualmente el 79 del mundo y que llegó a ser top 10,  manifestó lo siguiente: “la temporada pasada he ganado 600,000 dólares y lo he gastado en entrenadores y costes operativos. Los jugadores que no tienen sponsors están limitados porque no se pueden permitir el lujo de contratar a 2 profesionales de apoyo (entrenador y fisio). Para cubrir mis costes tendría que entrar en el Top 5. Sólo después de abandonar el tenis los jugadores empiezan a ganar dinero”. Quizá las palabras de Gulbis sean algo exageradas, pero es un hecho que para la mayoría de jugadores los costes de entrenadores, aviones, hoteles, etc. son demasiado altos como para que el jugador “se forre”. Eso sólo está al alcance de los mejores. Por ello, es muy probable que haya jugadores que ganan más dinero apostando en su contra que ganando partidos. No hay que poner de acuerdo a 11 jugadores de fútbol, ni siquiera es necesario que te pongas de acuerdo con tu rival, simplemente te dejas ganar. Obviamente, hay que tener cuidado al realizar las apuestas; distribuirlas en varias casa para que el volumen no sea exagerado y no hacerlas en la cuenta de ningún familiar. Pero, ¿para qué están los amigos?… La ATP lo sabe –hay investigaciones abiertas- y las casas de apuestas también, pero es muy complicado demostrarlo.

En principio, lo lógico es pensar que el perfil del jugador que amaña partidos es el de un tenista no muy joven que ya sabe que no tiene el potencial para estar arriba y se suele dar más en torneos menores y en las primeras rondas. Sin embargo, la investigación de la BBC y BuzzFeed News afirma que también se han dado casos en grand slams como Wimbledon y entre los jugadores de arriba, incluido un ganador de un grand slam. Según sus fuentes, la TIU (Tennis Integrity Unit), tras analizar el movimiento extraño de cuotas en algunos de sus partidos, tiene evidencias de que 16 jugadores que han llegado a estar en el Top 50 en algún momento han amañado partidos. Los que apostamos o hemos apostado al Tenis con frecuencia intuimos quienes pueden ser algunos de esto jugadores, aunque seguro que nos llevaremos algunas sorpresas cuando la lista salga a la luz. Hemos visto patrones muy raros en la evolución de las cuotas e incluso hemos considerado el “riesgo de amaño” para hacer nuestras apuestas. Teniendo en cuenta el jugador y el tipo de torneo, podemos llegar a especular con un posible amaño y apostar en consecuencia.

La casuística en los amaños puede ser muy variada. Seguramente en la mayor parte de ellos es el propio jugador el que se deja perder un partido, sin acordarlo con el rival. De esta forma, se reduce el riesgo porque sólo sus “compinches”, los que hacen las apuestas, lo saben. Y si el jugador en cuestión es el favorito mucho mejor, porque la cuota del rival es superior y por tanto las ganancias también mayores. Otra casuística surge cuando se enfrentan 2 jugadores amigos o de la misma nacionalidad. Muchos de ellos pasan un gran parte del año juntos porque juegan dobles y puede haber un acuerdo entre ambos en el que uno se deja perder o incluso en el que pactan como va a ser la evolución del partido. De esta forma utilizan el movimiento de las cuotas en el live para obtener el máximo beneficio. Esto es lo que ocurrió en el partido de Sopot entre Davidenko y Vasallo-Argüello de 2007. Otra modalidad (como se puede leer en este artículo de puntodebreak.com) es que los 2 jugadores pactan ganar cada uno un set y jugarse el partido en el tercero. De esta forma ganan un dinero porque apuestan a que hay más de 2 sets y de alguna forma el partido se decide limpiamente.

La investigación de la BBC y BuzzFeed News hace referencia a partidos disputados en la última década. La realidad es que hace años se veían movimientos extraños en las cuotas pre-match y live con cierta frecuencia. Había ciertos torneos en los que las sospechas estaban muy extendidas. Pero en los últimos años esto no es tan frecuente. Las investigaciones de la ATP, la sanción a algunos jugadores y la repercusión mediática han hecho probablemente que muchos jugadores se lo piensen 2 veces o tengan más cuidado a la hora de hacerlo.

Por otro lado, también hay que destacar que algunos jugadores han denunciado haber sido contactados en los hoteles de los torneos por personas que les ofrecían dinero por dejarse perder y que incluso les amenazaban si no lo hacían. Hay que ponerse también en su piel, y sentir la presión de ver como amenazan a tu familia si ganas el partido. La investigación de la BBC habla de sindicatos privados rusos e italianos.

Por último, tenemos constancia de una práctica habitual en los últimos tiempos. Los fisios de la ATP están últimamente muy “solicitados” por parte de apostadores que piden información sobre el estado físico de los jugadores, sobre todo de aquellos que tienen lesiones. Les ofrecen una cuantiosa remuneración, que multiplica por varias veces el sueldo de estos profesionales, a cambio de información. Esto no es un amaño en sí, pero es real y nos lo han contado ex-jugadores profesionales. Podemos afirmar por tanto que algunos movimientos bruscos en las cuotas pre-partido podrían deberse a la información filtrada por los fisios y no al jugador.

8 de los 16 jugadores de la investigación, cuyos nombres antes o después se conocerán, están disputando en la actualidad el Open de Australia.

Daniel Mateos
Co-founder/CEO Pyckio.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top 10 Sport Sites